Teatro a fondo: “DIOS ENTRE MORTALES”

February 4, 2016

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Guadalupe Wendolin Gabrielle Benitez, mejor conocida por sus compañeros, amigos y maestros como Wen Gabrielle y nos platicó aspectos importantes de la obra Dios entre mortales, de su participación en el Festival de Teatro Universitario y de cómo lograron colocarse en el Festival Internacional de Teatro organizado por la UNAM, así como uno que otro detalle del afecto personal que esta directora y dramaturga en formación le tiene a esta obra. Cabe mencionar que Dios entre mortales es una obra con un formato diferente, que sale de lo tradicional y que da una forma nueva de consumir teatro al espectador.

 

 

¿Cómo se te ocurre hacer la adaptación del libro para esta obra?

 

Bueno, yo soy fan de Angeles Mastretta entonces tengo todos los libros. Éste en particular me pareció como que decía algo que tenía que ser escuchado por muchas personas, entonces de ahí parte la idea de llevarlo a escena. En el libro son 37 tías, y yo sabía que no podía meter tantas entonces busqué una idea que me funcionara. Mi primera pregunta fue ¿En dónde metería a estas personas? y pensé que por la época el lugar que compartían era la iglesia, entonces me quedaron 16 tías (personajes). Después me pregunté ¿ahora que tías deben ir a la iglesia o por qué razón van? y de ahí salió el tema del pecado; dos tías: Verónica y Charo se iban a confesar con el sacerdote, de ahí salió la idea de las confesiones. Cuando mezcle mi postura personal respecto a la iglesia con la idea de las confesiones es como surge Dios entre mortales.

 

El título de la obra… ¿Por qué Dios entre mortales?

 

Es parte de un texto de las tías que escogí que finalmente fueron 10. El monólogo de la tía Daniela habla “que se enamoró y lo quizo convencida de que Dios puede andar entre mortales”. Cuando plasmé mi idea de cómo organizaría se me ocurrió plantearlo en una iglesia real y pasar espectadores, para que el nivel de intimidad fuera alto. Cuando tienes un problema que te mortifica y se lo vas a contar a alguien no quieres que otros escuchen, y esto le da un nivel de participación alto al espectador, quien se transforma en sacerdote. Además se supone que un sacerdote es una representación de Dios en la iglesia, y el espectador al convertirse en este representante se encuentra entre mortales quienes le confiesan sus pecados.

 

¿Cuánto tiempo has preparado esta obra?

 

Realmente la obra lleva más tiempo del que parece. Hace como dos años se me ocurrió la primera idea de montar este libro y empecé el proceso. De febrero a julio (2015) fue el proceso de selección de los monólogos que tuve que escribir, buscar actrices, escenografía, vestuario, etc., fueron más o menos 6 meses. Hemos trabajado desde el primer día hasta ahora, porque es una obra que, yo creo, si dejas un espacio retrocedes en el proceso con actrices y conocimiento del personaje. No tanto en la puesta en escena pero sí en el trabajo actoral.

 

¿Cómo participas en el Festival de Teatro Universitario (UV)?

 

Arturo Meseguer que es el organizador del festival nos programó una fecha para presentar la obra. Con anterioridad nos colocamos en la situación de que nos iban a evaluar; nos preparamos para las posturas que pudiera tener el jurado y llegó el día. Te dicen que es como un ensayo pero realmente es como presentar la obra tal cual. Toman en cuenta la escenografía, vestuario, actuación, dirección, entonces te hacen una evaluación completa de cómo esta el montaje respecto a otros. De ahí te dan críticas objetivas, a mí me dijeron de ciertas actrices. Yo creo que en la evaluación nos fue bastante bien.

 

¿Cuando te dicen que sí te vas a presentar qué es lo que te piden?

 

Cada obra se presenta con lo que tiene, pero nuestro problema, el problema mismo de Dios entre mortales es la duración. En una hora pasan más o menos 12 personas, en dos horas pasan 24 y de ahí puedes hacer una estimación. Nuestro problema fundamental fue el tiempo y el formato. Sí nos aceptaron pero nos pidieron cambiar un poco el formato para que entraran más personas, y ya en la postemporada usar el formato original. En ese caso buscamos una forma para que 100 personas pudieran visualizarla, y se nos rentaron 100 sillas para la realización de este montaje. Yo siempre he preferido que el montaje propio tenga todo.

 

Noté que desde que vas a pagar la entrada ya estás participando porque parece que das limosna. Eso surgió apenas o cómo pasó.

 

Eso salió desde el principio, cuando tuviéramos temporada se planteara un acólito en taquilla con la canasta de la limosna o diezmo, que es una parte que sucedía con más frecuencia en la época en la que está situada la obra.

 

¿Dentro del festival cuál fue tu preocupación?

 

Más que nada con los organizadores, porque no se anunció que iban a ser dos funciones. El formato (modificado) para el festival era de 100 personas por función. Esa parte de que no se anunciara me causo mucho conflicto porque la gente se empezó a salir, y es que no se dijo que habría dos funciones y cuando se pusieron en butacas no escuchaban nada. Era obvio porque la puesta en escena no estaba diseñada para que los de butacas escucharan algo. El cupo era limitado. Hubo gente que llego a las 7:00 p.m. (Dios entre mortales se presentó a las 9:00 p.m.) y que quería ver la obra, pero los que estaban afuera del teatro hicieron fila y fueron los primeros en pasar. Muchos de butacas se quedaron sin ver la obra.

 

¿Cómo alcanzan su lugar en el Teatro Internacional de Teatro (UNAM)?

 

Bueno cuando nos inscribimos a este también nos inscribimos al de UNAM. Este festival tiene dos etapas. En la primera se cotizaba traer dos jueces para una estancia y que vieran y evaluaran la obra. Nos apuntamos dos obras de teatro de la UV, y de todo el estado. En ésta misma etapa nos evaluaron en Casa del Lago, donde vieron las reacciones del público y también fungen como espectadores. Eso fue el 13 de octubre (2015). Cabe destacar que tuvimos que pagar todo entre los dos grupos, desde hotel y comidas hasta transportes entre ciudad, y dentro de la ciudad. Pero tuvimos buenas críticas y nos dijeron que es una propuesta innovadora, que no se ha visto mucho. También que había actrices que debían perfeccionar el personaje, pero que en general había un buen nivel de actuación. Nos sugirieron que el espectador realmente jugara el rol y que no lo guiáramos tanto. El 6 de noviembre una de las actrices revisó quienes entraron y quedamos en la categoría C1: Montajes estudiantiles dirigidos por estudiante.

 

La segunda etapa es allá (UNAM), donde hay tres jurados y finalmente escogen al ganador, nos toca el 8 de febrero (2016). Nos presentamos con el formato original y lo que tenemos pensado es acomodar sillas al rededor de la escenografía base, que son los confesionarios, para que el espectador también entienda de fuera esta parte de las confesiones mientras se les llama uno por uno a hacer el rol de sacerdote.

 

Finalmente, ¿Que te ha dejado Dios entre mortales?

 

Creo que cuando alguien hace algo realmente con amor y dedicación se ve reflejado en el trabajo final.Yo me siento muy satisfecha con este trabajo. Esta obra es como mi bebé. Una espectadora me decía que la obra ya está, que me podría ir y que funcionaría bien, pero vamos, una madre realmente no dejaría a su bebé sin estarlo vigilando. Y vamos a hacer crecer esta obra. Esta puesta en escena es teatro como experiencia para el espectador, y me gusta más la manera en que se maneja que la forma italiana de hacer teatro donde existe la cuarta pared.

 

 

Tags:

Please reload

el rapero Dharius se presentara en xalapa

May 21, 2020

Please reload

La puerta de los sabores.jpg

© 2013 - 2016, BurritoMOOD. All rights reserved

Credits. - Site by Sr. Pandda

AL CIELO

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon

Xalapa - Enríquez, México