Oftalmica Día 4

November 24, 2015

El último cartucho

 

Un veloz cortometraje que no por eso dice poco. Una propuesta diferente que a lo que se ha presentando hasta ahora en Oftálmica y que va muy cercano a eventos recientes de lo que ocurre entre países del mundo y dentro de ellos. Una animación que nos enseña que cuando se determina no continuar con una guerra innecesaria que solo puede crear dolor y destrucción, la mejor manera de hacerlo es presentando cara a la situación.

 

Con esto último no me refiero a que los grandes, los que dirigen, los poderosos se enfrenten de manera individual entre ellos, o que presenten a sus mejores hombres para terminar lo de muchos; con dar cara a la situación me refiero a que muchas veces hay que tener consciencia de las cosas que hacemos, y de que es necesario terminar con la guerra (literal y en sentido figurado) empezando por nosotros mismos.

 

-En la guerra como en el amor, para acabar es necesario verse de cerca- Napoleón Bonaparte

 

 

Te saludan los Cabitos

 

Un documental que habla de un episodio trágico en la historia de Perú, en el año de 1983. Después de una militarización del estado existen una serie de episodios que hasta la fecha lamenta este país. Empezando por la represión que existió hacia la gente y llegando al grado de detener estudiantes y encerrarlos, para torturarlos y violar a algunos.

 

Este cortometraje bien logrado explica de voz de algunos supervivientes, involucrados e incluso un ex-soldado del cuartel Los cabitos, todas las atrocidades que en algún momento sucedieron transcurriendo el año 1983. Este cortometraje nos deja sin palabras, con mal sabor de boca, y con dolor en el hígado, pero no por sus aspectos técnicos o por el contenido bien recabado… bueno, sí, quizá por esto último; pero no criticando lo conseguido, sino el hecho de conocer que cuando un país tiene un episodio negro no podemos concebir el grado de tiranía que puede llegar a imponerse.

 

Quizá una de las partes más interesantes del documental, además de lo explicado por los supervivientes, es el hecho de que un ex-soldado, que muy posiblemente participó en estas fechorías en contra de su propio pueblo (aunque no se hace explícito en el documental), habla acerca de lo que ocurrió, y se puede observar claramente un semblante de arrepentimiento, de dolor, de haberse traicionado así mismo y a su gente.

 

Se requiere mucho valor para realizar una investigación de este tipo, y se requiere mucho valor para continuarla, pues desafortunadamente el documental no puede ser bien culminado debido que hasta la fecha existen casos y juicios abiertos en contra de aquellos que ordenaron, organizaron y dirigieron estos despreciables hechos.

 

Cabo Polonio

 

Un  cortometraje documental, que francamente deja mucho que desear. Según su designación de documental podría pasar más por un registro videográfico de algún sitio que no está bien definido. Aunque este video llega a forzar a la audiencia a investigar más acerca de lo que Cabo Polonio (fuera de la sala de proyección), no explica ni con testimoniales ni con técnica lo que la audiencia está observando.

 

Mucha de la fotografía empleada, además, no tiene técnica y tampoco tiene narrativa que hile una toma con la siguiente. La consecución de escenas habla más de una descriptiva visual acerca del lugar del título que de una verdadera investigación de lo que ahí ocurre, si es que algo ocurre.

 

De la misma manera existen varios factores que afectan la línea de grabación. Mientras que ya se ha mencionado que la fotografía no es del todo buena, en algunas tomas parece ser un lugar desolado, que quizá fue habitado en un tiempo y luego abandonado; sin embargo esto se rompe cuando en el fondo se alcanzan a notar (en “bokeh”) algunas personas que andan en el fondo. Otra de las situaciones son reglas de composición, y también el juego de planos, que de un momento a otro cambian drásticamente de generales a acercamientos-detalle.

 

Blue Blue Sky

 

Ficción real. Es una manera de explicar lo que este cortometraje explica. La cotidianidad, la muerte, lo que sentimos y queremos hacer. El fin del momento. El tiempo y perspectivas para tomarlo en cuenta en nuestras vidas podrían ser algunos de los temas que aborda el filme. Sin embargo nada queda finalmente explicado.

 

El contraste de una pequeña niña que de un momento decide dejar de hablar a los 11 años y fracción sin saber porque, mientras que está consciente que las niñas de su edad han empezado a hacer otras cosas, un papá que parece no prestar atención a la niña (a ojos de ésta) y finalmente varias tomas de aviones que sobrevuelan la ciudad donde ella vive crean una serie de episodios que no deja claro el mensaje final del cortometraje.

 

Una producción casi impecable, con aspectos técnicos bien cuidados, buena continuidad y buen uso de la fotografía pueden verse caer en la mediocridad debido al “raro” tratamiento de un mensaje que no llevaron al climax. Siendo un cortometraje extranjero hay que tomar en cuenta también que nuestra visión, contexto y cultura hacen difícil conceptualizar y semiotizar lo que aparece en pantalla.

 

Jupiter

 

Otra ficción real, pero un poco más de ficción. En algún lugar que se podría deducir como una luna nevada viven varias personas tal cual lo conocemos, o que por lo menos hemos observado en imágenes y fotografías, y que fácilmente podríamos relacionar a sitios como Siberia, Alaska, Canadá o cualquiera de los polos. Algún medio de comunicación describe el clima del día, situando la temperatura en -150º C.

 

Una mujer que se levanta de la cama busca a un chico que podría ser su pareja fuera de la casa, donde él está preparando unas antorchas. Después de encenderlas caminan juntos y se ve a un anciano contemplando en el cielo a un planeta. A este punto hay que mencionar que el mismo anciano ya estaba observando al cielo al inicio del cortometraje, haciendo justamente lo mismo. Después de caminar algún trecho arriban a una playa, donde juegan a poner nombres de mujer y hombre (por si fuera de un sexo u otro) al susodicho planeta, que abarca gran parte del horizonte, para finalmente ser nombrado “Jupiter” por el joven.

 

Tras una fotografía interesante, una paleta de colores que nos acerca bastante bien a una atmósfera fría e implacable, un ambiente en el que es completamente necesario estar bien abrigado y un texto que maneja diálogos de la manera más minimalista posible, existe también el montaje de aquel planeta, que no desentona para nada y alcanza a verse de una manera bastante real.

 

Jarwie

 

Para las líneas de este cortometraje debo decir que me vi en la necesidad de recabar opiniones y tratar de forjar una sola, que no tendenciara o sirviera de crítica destructiva hacia la producción y producto final.

 

Este video nos enseña lo que ya hemos visto antes en varias películas. Existen referencias, similitudes o momentos que aparecen en otros filmes y que rápidamente podríamos asimilar con Matrix, Dragón Rojo e incluso una que otra caricatura de los años 90’s. Un uso excesivo de elementos que no parecen tener nada nuevo que mostrar, ni que presentar. Además de actuaciones que a consideración mía no se cuidaron correctamente, y que muchas veces parecen tener huecos entre diálogos.

 

Si bien se aprecia inmediatamente que hubo bastante recurso tecnológico y económico para su realización, no existe nada novedoso de lo que se tenga que hablar, ni mucho menos un mensaje ya conocido que fuera abordado de una manera diferente. Esto lastimosamente, debo decir, es una ensalada refrita de lo que ya hemos observado, y que por deja que desear. Aun con el apoyo que se puede observar en los créditos.

 

Otro punto en contra son los errores de continuidad, y el descuido en la temperatura ambiental entre toma y toma de una misma secuencia. No hablo de la permutación de escenas en rojo y azul, sino tomas realizadas en calle y parques. Para concluir el mensaje es acerca de la consciencia, de saber lo que hacemos, de dónde estamos, de dónde queremos llegar, qué queremos lograr y los sacrificios que hay que hacer para alcanzarlo.

 

Esta es mi selva

 

La historia de dos chicos que deambulan por un pueblo que fue destruido por una catástrofe natural y que ahora son solo ruinas. Inquietos, exploradores y curiosos manifiesta una aventura a través de varios escenarios donde lo que hacen es destruir lo que encuentran, sacar su ira, enojo, frustración o solo jugar aventando cosas y rompiendo otras más. Esto se podría relacionar con la importancia de la familia en el crecimiento de un infante, puesto que en ningún momento se aprecia ni se hace una referencia a que tengan una.

 

Aunque también se puede mostrar hermandad entre ellos, no es de una manera correcta puesto que prefieren destruir lo que encuentran a su paso, hasta donde sus fuerzas le dan.

 

Aunque se encuentra bien desarrollado, la narrativa luce un poco lenta y esto sólo quizá al contraste con los anteriores cortometrajes de esta jornada. Aunque la producción se ve bien, y se habla del mundo en el que puede llegar a vivir un niño ahora, la actuación es repetitiva, burda y también con varios problemas ortofónicos. Siendo un cortometraje argentino no hablo del acento que los caracteriza, sino de la falta de preparación que debieron tener para no atropellar palabras ni entre ellos ni con la actuación.

 

 

Tags:

Please reload

el rapero Dharius se presentara en xalapa

May 21, 2020

Please reload

La puerta de los sabores.jpg

© 2013 - 2016, BurritoMOOD. All rights reserved

Credits. - Site by Sr. Pandda

AL CIELO

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon

Xalapa - Enríquez, México