publicidad face.png

© 2013 - 2016, BurritoMOOD. All rights reserved

Credits. - Site by Sr. Pandda

AL CIELO

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon

Xalapa - Enríquez, México

MÉXICO Y VERACRUZ: UNA SUCESIÓN DE REVOLUCIONES

July 6, 2015

 

Jalapa, Veracruz, enero de 1914. El país está en llamas. La esperanza que los mexicanos habíamos depositado en el ascenso de Francisco I. Madero al poder y el consecuente cese de los episodios sangrientos que ocupaban el territorio nacional se esfumó. El asesinato de Francisco I. Madero y el vicepresidente José María Pino Suárez consumó el golpe de estado e inició el gobierno golpista y enérgico de Victoriano Huerta, a quien muchos llaman usurpador, espurio. México está dividido y sus relaciones internacionales son frágiles. La Revolución continúa.

 El mundo entero es una sucesión de revoluciones: Mientras en Florida se pone en funcionamiento la primer aerolínea regular del mundo en España el rey Alfonso XIII ha disuelto el Congreso, la Ford Motor Company ha anunciado en conferencia de prensa la instauración de la jornada laboral de 8 horas y el salario mínimo de 5 dólares diarios para todos sus trabajadores con lo que las expectativas laborales en Estados Unidos se disparan mientras en Panamá ha atravesado por primera vez un barco de vapor por el canal, el viejo trayecto hasta Cabo de Hornos para acceder del Atlántico al Pacífico se antoja obsoleto; en Londres, Inglaterra, el Middlesex Hospital ha utilizado por primera vez un novedoso tratamiento contra el cáncer basado en el radio. En Japón el volcán Sakurajima tras dos días de erupciones ha creado un puente natural entre la isla donde se encuentra y la península de Osumi; en África ha aparecido un nuevo país: Nigeria. Tras 8 meses de exilio el poeta ruso Maximo Gorki ha recibido autorización para regresar a Rusia y mientras las fronteras entre Perú y Bolivia son tema de controversia internacional en Austria un joven de apellido Hitler se declaró apátrida para evadir el servicio militar, el gobierno alemán le ha apresado y obligado a ingresar al ejército.

 

Me he buscado un lugar más o menos tranquilo para completar esta labor que se me ha encargado. Un mes no basta para recorrer todos los rincones del país pero agradezco conocer a algunos periodistas que me han facilitado información precisa, aún con todo, el acceso a lo verídico me está vedado como perfecto desconocido en las letras y peculiaridades de las familias mexicanas de cierto prestigio.

Diversas estructuras político-económicas colisionan en el orbe y México continúa su desequilibrio. El Gobierno de Victoriano Huerta no le gusta a muchos al interior y exterior de la patria. Huerta había planeado el golpe de Estado perpetrado tras los sucesos de la Decena Trágica en febrero de 1913 y se sentía respaldado por el gobierno estadunidense de William Howard Taft a través del embajador norteamericano en México Henry Lane Wilson, pero tras la sucesión presidencial de Woodrow Wilson y la incriminación de Henry Lane en la conspiración antimaderista la política de nuestro vecino del norte ha sido de observación.

 on la llegada de Wilson a la presidencia de los Estados Unidos México está intervenido. Diversos observadores norteamericanos han sido enviados a tierras mexicanas con instrucciones de realizar informes detallados de la situación política; por su parte el mandatario estadounidense ha rechazado el reconocimiento que exige el gobierno golpista de Huerta, lo ha calificado de ‘inmoral’, «es un gobierno ‘instituido por la fuerza’» declara al justificar su negativa a reconocer el mandato de su homónimo Victoriano Huerta.

La tensión en el norte del país se agiganta con el levantamiento constitucionalista de Venustiano Carranza y el creciente ejército de Pancho Villa que ha realizado ya varios embates en las poblaciones, logrando consumar el pasado 10 de enero la toma de Ojinaga, Chihuahua, aunado a la sublevación de los Federales de Baja California y su posterior adhesión a la causa revolucionaria, los enfrentamientos entre federales y constitucionales en Nuevo Laredo y las estrategia política de Carranza en Chihuahua ha logrado que los revolucionarios se apropien de toda la zona limítrofe entre México y los Estados Unidos.

 El comercio no puede darse más que por la vía marítima y los puertos petroleros más importantes del Golfo de México se han vuelto verdaderos paraísos para los inversionistas extranjeros, principalmente estadounidenses. El ejército norteamericano ha utilizado este pretexto para acorazar el Golfo de México y en Tampico, Veracruz y Puerto México se respira, desde agosto de 1913 un clima de tensión en el grueso de la población que sufre de las políticas enérgicas de Huerta y los asedios revolucionarios. Ya no sólo es el temor a la leva.

 Las últimas acciones del embajador Lane Wilson y su obvia intervención en la política exterior estadunidense fue la de alertar al recién presidente Wilson de una supuesta intención de Huerta de declarar la guerra a los Estados Unidos de América, aseguración claramente falsa si entendemos que México no está como para dar y repartir. La presión diplomática sobre el gobierno del usurpador se agudiza, Argentina, Brasil, Cuba, Chile y Estados Unidos han desconocido abiertamente el gobierno de Huerta y pese a que Alemania, Austria-Hungría, Holanda, Reino Unido e Italia en Europa le han ratificado su reconocimiento, el pasado martes 13 de enero Huerta ha anunciado la suspensión del pago de la deuda externa.

 

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Edward Grey de Fallodon ha tomado esta acción como una afrenta deliberada y propone ante el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Woodrow Wilson que las potencias europeas exijan la renuncia de Huerta, instándolo a que, de ser necesaria, se realice una intervención militar en territorio mexicano. Ante la negativa de Wilson la tensión entre los países europeos y América se generaliza.

Alemania comienza a mirar las costas veracruzanas con especial interés mientras Francia e Inglaterra, de hacerlo, tienen que estar con un ojo puesto en el importante puerto mexicano y el otro en la aparente pasividad de la política de Wilson.

 

No puede ser peor el escenario internacional que vaticina un encuentro beligerante de proporciones titánicas sin caer en la exageración, pero ya bastantes problemas hay al interior del país como para izar bandera y tomar partido. En estos momentos, mientras se redacta este apresurado reporte de la diplomacia mexicana con respecto del mundo, las tropas zapatistas que sostienen la llamada Revolución Agraria en el sur del territorio nacional y que encabeza el Gral. Emiliano Zapata en demanda del respeto al Plan de Ayala han tomado la población de Tláhuac, muy cerca de la capital.

 

Please reload

el rapero Dharius se presentara en xalapa
Please reload